Qué son

Los Centros Internacionales son lugares de encuentro e intercambio que quieren favorecer la acogida de cada persona en su diversidad de cultura y procedencia. En estos laboratorios para nuevas relaciones aprendemos a ver al ‘otro’ -a quien es diferente- y a cada situación -en particular la migración- con unos ojos nuevos, con la mirada de Jesús.

A través de la escucha del ‘Otro’ y del ‘otro’, del intercambio y del reconocimiento del valor de cada persona, es posible descubrir en la experiencia de emigrar –así como en la propia vida– el secreto de la Pascua, capaz de transformar el dolor en alegría, la injusticia en perdón, la muerte en vida. Aún en el drama de la migración podemos darnos cuenta, con alegría y asombro, que está surgiendo una nueva humanidad.

En una sociedad donde la primacía de la globalización tiende a uniformar, a aislar y marginar, la propuesta formativa de los Centros pone al centro la persona, las relaciones y la comunión.

El camino de formación humana y cristiana que ofrecen los Centros Internacionales está abierto especialmente a los jóvenes (de 17 a 30 años) de diferentes nacionalidades.

El proyecto formativo de los Centros Internacionales busca :

*  por un lado, apoyar los caminos de formación ya existentes en las diferentes parroquias o comunidades, poniéndose al servicio del crecimiento de la catolicidad, dimensión constitutiva de la Iglesia, que en la acogida de cada personas, sin hacer diferencias por su procedencia, puede testimoniar el amor universal de Dios. 
*  por otro lado, colaborando especialmente con escuelas y universidades, los Centros Internacionales tratan de contribuir con la sociedad en la sensibilización sobre temas referentes a la migración y a la convivencia entre personas de diferentes idiomas, culturas, religiones.                   ¿Cómo participar?

Estilo de los encuentros

Internacionalidad

La INTERNACIONALIDAD se vuelve oportunidad para experimentar pasos nuevos de diálogo y de acogida del otro en su DIVERSIDAD.

Encuentro con migrantes y refugiados

El ENCUENTRO con MIGRANTES y REFUGIADOS ensancha nuestro horizonte y nos invita a rebasar muchas fronteras dentro y fuera de nosotros.

Comunión de los bienes

El COMPARTIR de la vida se expresa con el estilo de la COMUNIÓN de los BIENES, inspirado en el testimonio de los primeros cristianos.

En nuestra historia y en nuestra vida cotidiana, experimentamos siempre de nuevo que la elección de poner en común los bienes, tanto materiales como espirituales, puede volverse fermento de nuevos criterios en el mundo.